Qué es la dermolipectomía

Conoce qué es la dermolipectomía, un procedimiento más común de lo que parece que busca corregir ciertos problemas de la piel.

En este post, nos ocupamos de esta técnica innovadora y precisa, explicando sus características, preparación, cuidados y el momento idóneo para ello, así como los distintos tipos de dermolipectomía que pueden desarrollarse para acabar con los problemas de numerosos pacientes.

Qué es la dermolipectomía

La dermolipectomía es una intervención que busca corregir problemas de piel y excesos de grasa de cualquier parte del cuerpo, aunque se suele realizar sobre piernas, vientre, abdomen, brazos y glúteos.

La zona tratada vuelve a estar tonificada tras esta técnica quirúrgica, disfrutando tanto de sus beneficios físicos como emocionales y relacionados con este aspecto.

En qué consiste la dermolipectomía

La dermolipectomía se realiza con una incisión muy parecida a la de las cesáreas y, por lo general, la marca queda totalmente disimulada gracias a la labor tan dedicada del cirujano.

Se trata de un procedimiento que se lleva a cabo de forma ambulatoria, mediante anestesia local y sedación, aunque en algunos casos puntuales, el cirujano puede decidir que se aplique anestesia general. Así, el paciente dormirá en su domicilio el mismo día de la cirugía y, pasadas 24-48 horas, se podrán observar los grandes efectos de esta técnica.

Tipos de dermolipectomía

Podemos diferenciar entre dos tipos de dermolipectomía en función de las exigencias del tratamiento:

  • Minidermolipectomía: en estos casos, el exceso de grasa y de piel no son muy trascendentes.
  • Dermolipectomía: se trata del método estándar, recurriendo a él en escenarios en los que estos problemas son más perceptibles.

Es el especialista quien determina cuál es la técnica más indicada para cada caso en función de sus evaluaciones previas.

También nos podemos encontrar con diferencias en función de la zona a tratar; así, la modalidad más frecuente es la dermolipectomía abdominal, aunque también se suelen realizar tratamientos de dermolipectomía de muslos, dermolipectomía de brazos o dermolipectomía de glúteos.

Dermolipectomía abdominal

Esta es una de las técnicas que se engloban dentro de la categoría de abdominoplastia, acabando con la piel y la grasa excedente a través de un trabajo preciso y seguro.

Se trata de la clase de dermolipectomía más común y que aporta resultados más notables.

Dermolipectomía en glúteos

La flacidez en esta parte del cuerpo es uno de los problemas que más preocupan a las mujeres, incluyendo en este término la celulitis, la retención de líquidos, el sobrepeso o factores hormonales.

La dermolipectomía lumboglútea ha venido a sustituir a otras técnicas convencionales como la liposucción para este cometido, que dejaban muchas marcas.

Dermolipectomía en brazos

Elimina el exceso de piel y grasa que se acumula en la cara interna del brazo por un descolgamiento de los tejidos. Dependiendo del nivel de flacidez del tejido y de la piel sobrante, se utilizará un procedimiento diferente.

Dermolipectomía en piernas

La técnica que se centra en el interior de los muslos busca acabar con el exceso de tejido en la parte de las ingles, aunque puede extenderse hasta la rodilla.

Qué personas pueden someterse a una dermolipectomía

El embarazo, tratamientos de aumento o reducción de peso o el simple transcurso del tiempo son algunas de las causas más comunes de exceso de grasa y piel en las partes que hemos mencionado y sobre las que se suele aplicar una dermolipectomía.

Estos procesos del cuerpo hacen que el abdomen se note más blando, con estrías, pérdida de tono muscular y grasa localizada, por lo que quienes sufren estos problemas suelen optar primero por el uso de fajas o ropa ancha. 

Como último recurso, además de eficaz, lo mejor es recurrir a un tratamiento de dermolipectomía para eliminar el exceso de piel y de grasa y devolver la tonificación idónea a las superficies tratadas.

Preparación para la dermolipectomía

La preparación previa de la dermolipectomía no es muy exigente, siguiendo algunas instrucciones sugeridas por el cirujano.

Eso sí, el especialista realizará pruebas para determinar el estado de salud del paciente y decidir la técnica específica y el tipo de anestesia más indicados según el caso para realizar la intervención con seguridad y eficiencia.

Dermolipectomía antes y después

El contraste de la dermolipectomía antes y después es muy evidente, disfrutando de un aspecto totalmente rejuvenecido y natural.

Los cambios de esta técnica se pueden percibir transcurridos pocos días, por lo que los efectos son realmente notables.

Cuidados y postoperatorio de la dermolipectomía

El reposo total del paciente suele ser de entre 24 y 48 horas y el resto de medidas a respetar en el postoperatorio de una dermolipectomía no pueden enumerarse de forma genérica, sino que será el especialista quien, en función de las características del paciente y del tratamiento, informe con mayor exactitud sobre ellas.

Respetar estas instrucciones es vital para una cicatrización correcta y una recuperación óptima para tus intereses.

Otros puntos importantes acerca de la dermolipectomía

Algunas consideraciones médicas adicionales acerca de la dermolipectomía son las siguientes:

  • Es importante que quien se vaya a someter a esta técnica quirúrgica se encuentre cercano a su peso ideal; en caso de que tenga sobrepeso, es muy recomendable que se someta a una dieta para perder algo de peso hasta que alcance el nivel idóneo para una intervención de este calibre.
  • Tras la operación, el paciente debe seguir unos hábitos de vida saludables para conservar los efectos propios de la misma.
  • Si una mujer que tiene previsto quedarse embarazada pretende someterse a este proceso, lo mejor es que lo posponga, puesto que puede sufrir problemas en el parto.
  • En el plazo de unos 20 días anteriores a la cirugía, es conveniente que el paciente no tome medicamentos con ácido acetilsalicílico o saliciatos (por ejemplo, las aspirinas o derivados), antiinflamatorios o vitamina E, en busca de evitar lo que se conoce como sangrado quirúrgico y hematomas postoperatorios.

Doctor Aso conoce a la perfección este tipo de procesos quirúrgicos, disponiendo de los recursos humanos y materiales más aptos para su desempeño con total garantía de seguridad, precisión y eficiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.